Regresar

No más apagones en tu vida

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«La exposición de tus palabras nos da luz, y da entendimiento al sencillo» (Salmo 119: 130, NVI).

LA BOMBILLA ELÉCTRICA es uno de los mejores inventos de todos los tiempos y se lo debemos al señor Thomas Alva Edison. ¿Te imaginas no poder hacer nada de noche porque no se ve? ¿Te imaginas que, en cuanto se pusiera el sol, la única luz de la que pudieras disponer fuera la de una vela? Pues así eran las cosas antes, cuando aún no se había inventado la bombilla moderna. Qué vida tan aburrida, ¿verdad? En cuanto se ponía el sol, todos a la cama como las gallinitas.

El invento de la bombilla nos ha servido de mucho. Ahora podemos leer en la cama aunque afuera esté oscuro; ahora podemos seguir haciendo de noche todas las cosas que hacemos de día, porque nuestras casas tienen un montón de bombillas que en realidad nos hacen creer que no se ha ido la luz. La bombilla nos ha facilitado la vida. Es rico pasar de una habitación a otra y solo pulsar un interruptor para que, de pronto, haya luz de noche. El trabajo de los antiguos, con antorchas y velas, era muy difícil.

¿Sabes cómo funciona una bombilla? Dentro del cristal que la recubre hay un fino alambre que se llama filamento. Cuando la electricidad pasa por el filamento al apretar el interruptor, el filamento se calienta muchísimo, produciendo así una luz intensa. El vidrio de la bombilla evita que el aire entre en ella y llegue hasta el filamento, porque si llegara, se quemaría enseguida. Parece sencillo el funcionamiento de este pequeño artilugio, ¿verdad? Pero las bombillas, aunque son muy efectivas, a veces se apagan sin que le demos nosotros al interruptor. Cuando hay tormenta, a veces se produce un apagón general en nuestro vecindario, porque la central eléctrica deja de mandar electricidad y, mientras se resuelve el problema, no encienden las bombillas.

La Palabra de Dios es como una bombilla poderosa: «ilumina», es decir, nos ayuda a entender, cómo hacer las cosas bien para ser felices. Por eso, no dejes de leer la Biblia y ponerla en práctica en tu vida, de esa forma nunca sufrirás un apagón espiritual.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com