Regresar

Emergencias reales

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«¿Por qué voy a estar preocupado? Mi esperanza he puesto en Dios» (Salmo 42: 11).

EXISTEN NÚMEROS TELEFÓNICOS a los que podemos llamar ante una emergencia. Las personas que atienden esos números telefónicos nos pueden dar solución a nuestros problemas, ya sea enviarnos a los bomberos para extinguir un incendio, o a una ambulancia cuando estamos ante un riesgo para la salud, o llamara la policía si estamos sufriendo algún accidente de alto. El 911 es el número de teléfono que se utiliza para las emergencias en Estados Unidos y otros países de América. En la mayoría de los países de la Unión Europea, es el 12.

Pero hay ocasiones en que la gente llama por tonterías, no porque les esté sucediendo nada urgente. Por ejemplo, alguien llamó diciendo:

-Tengo una emergencia, estoy en el baño y me he quedado sin papel higiénico.

Otra persona llamó para decir:

-No tengo quien me prepare el almuerzo, por favor envíenme a alguien de emergencia.

E incluso alguien llamó y comentó:

-Necesito que me envíen a un médico porque mi perro tiene fiebre.

Hubo un hombre que llamó porque estaba viendo una luz misteriosa y extraña en el cielo; cuando la policía llegó, descubrió que la luz misteriosa era la luna.

¿Te parece que estas son verdaderas emergencias? ¡Claro que no! Ni se te ocurra probar ni en broma. Cuando uno decide llamar al número de emergencias tiene que ser porque realmente le está sucediendo algo grave que necesita solucionar inmediatamente.

Muchas veces, cuando le pedimos algo a Jesús, hacemos eso mismo. Por ejemplo, oramos pidiéndole cosas tontas, como que nos dé golosinas, cuando en realidad no nos conviene comer azúcar. O le pedimos que nos resuelva un problema, como que saquemos buena nota en un examen, cuando no hemos estudiado nada y podríamos resolver nosotros mismos el problema estudiando más. Cuando le pidamos algo a Jesús, pidámosle algo que necesitamos, y no algo que incluso puede ser malo para nosotros.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com