Regresar

Tu cuerpo es perfecto

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«¿No vale la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa?» (Mateo 6: 25).

UN DÍA CARLOS, un muchachito de tu edad, pasaba cerca de una cancha de futbol en donde un grupo de niños estaba jugando un partido. Pero tenían un problema: les faltaba un portero. Por eso le dijeron: «¡Eh, amigo! ¿Nos ayudas a evitar que nos marquen un gol?». Carlos aceptó y se colocó ante la portería. Pero tuvo mala suerte: un jugador le dio un zapatazo con esas botas de tacos y le quebró la pierna. Carlos, en el piso, se lamentaba de haber pasado por aquel lugar.

Pobre Carlos, qué dolor. Le tuvieron que hacer dos operaciones quirúrgicas para reconstruirle la pierna con metales. Este tipo de materiales es utilizado para muchas operaciones. Los expertos los llaman «aleaciones con memoria de forma». Pueden cambiar de forma con solo calentarlos o enfriarlos. Se implantan en el cuerpo y se usan como «huesos artificiales» para curar fracturas. Es maravillosa la forma como Dios coloca en la mente de los profesionales de la salud, soluciones tan creativas para los problemas que tenemos. Si no fuera por ellos, mucha gente viviría mucho peor.

El problema es que algunos profesionales han creado también soluciones para «problemas» que no existen. Estoy hablando de la cirugía estética. Mucha gente se obsesiona con la imagen y quiere cambiar el pecho perfecto que tiene, por otro que sea más grande o más pequeño simplemente porque le parece más bonito. O quiere implantarse masa en el trasero (perdón por la palabra), porque así lucirá más bella. O quiere que le pongan silicona en los labios porque gruesos se ven más interesantes. ¡Pero si no pasa nada malo con sus cuerpos! ¿Quién dice que así se verán más lindos?

Si Jesús te ha creado con salud, entonces no hay nada malo con tu cuerpo. Todo está perfectamente bien. Solo tienes que quererte como eres y cuidarlo para que te dure mucho. No tienes que parecerte a los actores y cantantes de moda. Tú eres lindo tal como eres. Un cuerpo sano es mucho más importante que una imagen bonita.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com