Regresar

Un perro apestoso

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«¿Qué puedo responder yo, que soy tan poca cosa? Prefiero guardar silencio» (Job 40: 4).

ÉRASE UNA VEZ un perro llamado Hali que vivía con la familia Tosis. Hali Tosis era un perro estupendo, bueno de verdad; pero tenía un defecto: su aliento olía fatal. Cuando abría la boca, era terrible. Cierto día, la abuela de la familia Tosis llegó de visita y Halidio un salto al saludarla; inmediatamente, la abuela cayó desmayada por el aliento del perro. Los esposos Tosis supieron entonces que tenían que tomar una decisión respecto a Hali, porque ya el problema de su mal aliento había llegado demasiado lejos.

Para deshacerse del «apestoso» perro, decidieron colgar un letrero, que decía: «Se regala perro a una familia que cuide bien de él». Los dos niños de la casa estaban tristes porque no querían perder a su mascota, así que se les ocurrió llevarlo a la cima de una montaña, cuya vista era tan hermosa que decían que el que la miraba se quedaba sin aliento. Esperaban que Hali se quedara sin aliento, y por lo tanto no apestara. Pero hasta el sol se tapó la nariz y le hizo mala cara. Probaron otros métodos, pero ninguno dio resultado. Finalmente fueron al veterinario, que les dijo que el problema era casi imposible de resolver.

Una noche, dos ladrones entraron en la casa de los Tosis y se encontraron de frente con Hali, que les dio un enorme lametón. A la mañana siguiente encontraron a los ladrones desmayados por causa del mal aliento del perro. Llamaron a la policía y Hali se convirtió en el perro policía más famoso del país. Cambiaron el letrero por otro que decía: «Esta casa está protegida por aliento de perro».

Caer bien no siempre es fácil. La gente siempre está pendiente de los defectos de los demás, en lugar de fijarse en lo bueno que tienen. E incluso nosotros mismos, cuando nos miramos en el espejo, a veces solo nos fijamos en el grano que nos ha salido en la cara y no vemos los lindos ojos que Jesús nos ha dado. ¿Por qué no intentas hoy valorarlo bueno que hay en ti y fijarte en lo bueno que hay en los demás? Tal vez les huela el aliento, pero pueden ayudarte a salir de un problema.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com