Regresar

¿Qué anteojos usas para ver a los demás?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Quien pasa por alto la ofensa, crea lazos de amor; quien insiste en ella, aleja al amigo» (Proverbios 17: 9).

¿USAS ANTEOJOS? Normalmente cuando alguien usa anteojos es porque tiene algún problema de visión. Cuando no vemos bien los objetos que están lejos, entonces tenemos miopía y debemos usar lentes para que esos objetos se aclaren; el que tiene presbicia o hipermetropía ve mal los objetos cercanos, lo cual también se arregla con lentes. Hay quien padece daltonismo, que se caracteriza por la imposibilidad de distinguir el color verde del rojo. Aunque eso no hay lentes que lo arreglen.

¿Cuidas bien de tus ojos? Recuerda que solo tienes un par de ojos para toda la vida y que no se pueden reemplazar. ¿Que cómo se cuidan los ojos? Pues hay dos formas de cuidarlos, una por dentro y otra por fuera. La forma interna de cuidar nuestros ojos consiste en comer alimentos que contengan vitamina A, como la zanahoria o la ahuyama. Estos alimentos te ayudan a tener buena visión. La forma externa de cuidarlos consiste en usar lentes de sol, no rascarse los ojos, o evitar estar mucho tiempo en ambientes con mucho polvo o humo. Por supuesto, ponerse los lentes correctores que el oftalmólogo indique. Nuestros ojos son un regalo de Jesús, y por eso debemos cuidarlos.

Existe también una enfermedad que no es tratada por el oculista, y consiste en «ver» solo los defectos de los demás, y ser incapaces de «ver» las virtudes del otro o los defectos de uno mismo. Esta enfermedad no la corrigen los lentes, pero sí la oración. Cuando te acercas al «oftalmólogo divino» él puede solucionar tu problema de falta de visión espiritual. Él te ayuda a aceptar a los demás como son, con defectos y virtudes. Y te ayuda a darte cuenta de tus propios defectos, no para que te pongas triste, sino para que puedas mejorar.

Permite que Jesús reconstruya tu visión para que sepas ver a los demás con amor, con equilibrio y como hijos de Dios que son. Si miras a los demás sin juzgarlos, harás muchos amigos.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com