Regresar

El secreto del agricultor

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Usted es muy amable conmigo, y sus palabras me llenan de aliento» (Rut 2: 13).

HABÍA UNA VEZ un agricultor que cada año ganaba un concurso al Mejor Producto del Año. Tal fue su fama en la región, que la prensa se interesó en él, y los medios enviaron a un periodista para que le hiciera una entrevista. La pregunta más interesante de toda la entrevista fue esta:

-¿Cuál es el secreto de su extraordinaria cosecha de maíz?

La respuesta fue aún más interesante que la pregunta:

-La calidad de mi maíz se debe a que comparto mi semilla con mis vecinos.

-¿Cómo? ¿Qué quiere decir usted con eso? -quiso saber el reportero-. ¿Cómo es posible que, compartiendo usted su semilla, tenga mejor cosecha que los demás? ¿Y por qué la va a compartir y arriesgarse así a perder el concurso?

-Pues la respuesta es muy sencilla -aclaró el agricultor-. Verá usted, el viento arrastra el polen del maíz maduro de un sembrado a otro. Si mis vecinos cultivan un maíz de mala calidad, la polinización cruzada dañaría la calidad de mi maíz. Si quiero cosechar buen maíz, no solo debo sembrar buen maíz en mis tierras, sino que debo encargarme de que en los terrenos que colindan con el mío también se siembre maíz de calidad. Entonces sucede una cosa: yo soy feliz y mis vecinos también. Todos salimos ganando.

¿No crees que todos saldríamos ganando si pusiéramos en práctica el secreto de este buen hombre? Nosotros más bien hacemos todo lo contrario. Somos competitivos, queremos destacar, queremos ganar en los deportes, queremos caerle bien a todo el mundo aunque para ello tengamos que dejar mal a otros.

Jesús nos enseña un método mejor, que es el mismo método de este agricultor. Jesús nos enseña a irradiar bendición, felicidad y bondad donde quiera que estemos, para que todo el mundo se beneficie de la presencia de un cristiano entre ellos. Si quieres cosechar buenas relaciones personales y grandes amistades, siembra pensando en los demás. La cosecha que recibiremos si tenemos una actitud así será de calidad. Todo el mundo se siente atraído por la gente que comparte felicidad, buenas palabras y bendición donde quiera que va. ¿Por qué no intentas ser una de esas personas? Puedes empezar hoy mismo.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com