Regresar

Yo quiero ser como Jesús

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Sigan ustedes mi ejemplo, como yo sigo el ejemplo de Cristo» (1 Corintios 11: 1).

CUANDO YO ERA PEQUEÑA, mi mamá solía dejarme con mi abuela mientras ella iba con mis tías a comprar telas y a la modista. Cuando eso sucedía, tardaban bastante tiempo en regresar. Yo no era la única que se quedaba con la abuelita durante aquellas horas; también se quedaban otros primos míos, entre ellos Rober, el más pequeño de todos, que tenía cinco años cuando comenzó aquella rutina. Mi primo Rober estaba muy apegado a su mamá, mi tía, por eso lloraba toda la tarde hasta que regresaban. Pobrecita mi abuelita, tenía que ingeniárselas para tenerlo contento y para lidiar con varios nietos.

Un día, Rober se puso a jugar a la pelota en el patio y se cayó. Se raspó bastante una rodilla. Mi abuelita, agobiada por las lágrimas de dolor de mi primo, lo cargó, lo llevó adentro de la casa, le lavó la herida y lo curó. Luego le mostró una ilustración que tenía de Jesús, mientras lo tenía car gado en sus piernas, y le dijo:

-Mira, nene, este es Jesús. Él cuida a los niños que se portan bien. ¿Tú quieres ser como Jesús?

Los demás nietos lo observábamos todo.

-¡Sí, yo quiero ser como Jesús! -le respondió Rober, muy animado. Y se calmó. Luego comenzó a repetir todo el tiempo, en voz alta:

-¡Yo quiero ser como Jesús! ¡Abuelita, yo me voy a portar bien! ¡No voy a llorar más! ¡Yo quiero ser como Jesús!

Otro día, a Rober le acababan de cortar el cabello en forma de cresta, y se pasaba constantemente el peine por la cabeza para que se le bajara. De nuevo se echó a llorar y mi abuelita le mostró la ilustración de Jesús:

-Recuerda que hay que portarse bien para ser como Jesús.

Pero entonces Rober se quedó mirando la ilustración fijamente y observó que Jesús tenía el cabello dorado y ondulado, y entonces dijo:

-¡Yo quiero tener el cabello como Jesús!

¿Qué cosas te gustan de Jesús? ¿Lo conoces lo suficiente? Sería lindo que intentaras ser como Jesús en todo, pero para ser como él tienes que observarlo primero, conocerlo bien. ¿Qué te parece empezar hoy a leer sobre Jesús en la Biblia y a imitarlo en todo lo que puedas?


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com