Regresar

Dios nos ayuda

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Nunca vi desamparado al hombre bueno, ni a sus hijos pedir limosna, Salmos 37: 25.

*Necesitarás una hoja blanca y lápices de colores.

El señor Díaz estaba a un costado de su ventana, orando, pues había perdido su empleo y tenía una gran deuda. Además, la comida para su familia escaseaba.

Mientras suplicaba a Dios que lo ayudara, un hermoso pajarito de varios colores, revoloteó sobre la cabeza del señor Díaz, se metió en su habitación y después, en su clóset. El hombre cerró la puerta y lo atrapó.

Después de un rato, alguien llamó a la puerta de su casa. Se trataba del mayordomo de una dama rica que vivía en el barrio. El mayordomo dijo que unos vecinos habían visto un pájaro colorido volar hacia su casa y ella quería saber si lo había atrapado.

-Sí -dijo el señor Díaz. Entregó el ave al mayordomo, que lo tomó y se fue.

Minutos más tarde, el mayordomo regresó. Dijo al señor Díaz que su ama apreciaba muchísimo al ave que había escapado, estaba muy agradecida y le enviaba una suma de dinero para recompensarlo. El señor Díaz lo recibió agradecidamente; ese dinero le alcanzó para pagar su deuda y alimentar a su familia hasta que consiguió un nuevo empleo.

¡Dios puede valerse hasta de un pájaro para ayudarnos cuando tenemos alguna necesidad! Dibuja cómo pudo haber sido ese hermoso pájaro que llegó a la ventana del señor Díaz.

HABLA CON DIOS

Amado Dios, gracias porque siempre nos ayudas cuando tenemos necesidades, amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible