Regresar

Crecer fuerte y feliz

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Jesús seguía creciendo en sabiduría y en estatura, S. Lucas 2: 52.

*Necesitarás una regla de medir, lápices de colores y dos cartulinas.

Anita estaba feliz. Era su cumpleaños. Cumplía tres años y sus papás tenían una sorpresa para ella. En la mañana, después de felicitarla, le dijeron: «Anita, estos tres años dormiste en la cuna que está en nuestra habitación al lado de la cama, pero estás creciendo muy rápido y vemos que esa cuna ya es pequeña para ti, por eso te compramos algo especial».

La llevaron a la otra habitación y le enseñaron una hermosa cama con un edredón nuevo.

-¡Papá, mamá, muchas gracias, es hermosa! ¡Ahora sí voy a dormir solita en mi cuarto! -exclamó Anita.

¿Te has dado cuenta de que al igual que Anita, creces muy rápido? Con la ayuda de tus papás, haz una regla gigante con rayas que indiquen los centímetros, para medirte y saber cuánto creces cada mes. [Recorte las cartulinas de 20 cm de ancho y péguelas hasta rebasar la estatura de su niño(a).]

Mide desde la base de la regla y cada 5 cm, traza rayitas de diferentes colores a lo largo (usando la regla). Pega tu regla gigante al lado de tu cama. Cada mes, mídete y pon una marca de tu estatura, para que veas cuánto vas creciendo. Al final del año te darás cuenta de lo mucho que habrás crecido.

HABLA CON DIOS

Amado Dios, te doy gracias porque cada día crezco. Ayúdame a ser fuerte y feliz.


Envía tus saludos a:
No Disponible