Regresar

Dios hizo tus oídos

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Mis ovejas oyen mi voz, y me siguen, S. Juan 10: 27.

*Necesitarás diversos sonidos en el celular o la computadora (el ladrido de un perro, el sonido de una ambulancia, unos pajarillos cantando, el viento, de la lluvia, un niño llorando, un piano, etcétera).

Escucha atentamente cada sonido y adivina qué es (reproduzca los sonidos). ¿Qué parte de tu cuerpo te ayudó a oír?

¡Sí! Tus orejas son la parte externa de tu oído que se puede ver. Te protegen y hacen que el sonido penetre dentro del oído. Pero también hay otras partecitas, como el tímpano y otros huesitos, dentro de tus oídos, para que puedas oír bien.

¡Si tus oídos te cuidan, también tú debes cuidarlos! Protégelos al evitar los ruidos muy fuertes; no subas demasiado el volumen a la música, sobre todo cuando vayas en automóvil o cuando lleves audífonos. Nunca te metas cosas a las orejas, ni siquiera un bastoncito de algodón. Mejor pide a mamá que te ayude a limpiarlos.

Los oídos de algunas personas, por diversos motivos, no funcionan bien y, por lo tanto, no pueden oír todos los sonidos que la mayoría de la gente oye, así que usan un aparato para escuchar mejor.

Da gracias a Dios por tu cuerpo y en especial por tus oídos.

HABLA CON DIOS

Querido Dios, gracias por darme mis oídos. Ayúdame a escuchar solamente cosas que te alaben. En tu nombre, amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible