Regresar

El segundo día: el cielo y el mar

Matutina para Android

Play/Pause Stop
En el comienzo de todo, Dios creó el cielo y la tierra, Génesis 1: 1.

*Necesitarás una hoja de papel, lápices de colores y algodón.

En el segundo día de la creación, Dios separó las aguas que se movían y movían, en círculos sin fin. Una parte del agua la colocó en forma de nubes arriba en el cielo, y la otra la colocó en forma de los océanos.

El cielo es como un techo en el que podemos observar las estrellas y otros planetas. Existe un sinfín de mundos que Dios creó; el hombre ni siquiera se imagina cuántos son.

Dios desea que cuidemos nuestro planeta. Podemos, por ejemplo, colocar la basura en su lugar, no cortarlos árboles para que el aire se mantenga limpio, y mantener limpia nuestra casa y sus alrededores.

Con la ayuda de tus papás, dibuja un número 2 grandote que cubra la mayor parte de una hoja de papel. Luego, aun lado del número, dibuja en la parte de abajo unas olas del mar y coloréalas de azul. En la parte de arriba dibuja unas nubes y coloca copos de algodón sobre ellas.

Cada vez que veas tu maqueta, recuerda que en el segundo día, Dios hizo el cielo, las nubes y el mar.

HABLA CON DIOS

Gracias Dios porque pusiste las nubes en el cielo para que tengamos la lluvia que refresca la tierra, y también por los mares que tienen muchas plantas y animales hermosos que embellecen nuestro planeta. Amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible