Regresar

De vacaciones con los primos

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Dios ama al que da con alegría, 2 Corintios 9: 7.

*Necesitarás un teléfono.

¿Mamá, adónde vamos a ir estas vacaciones? -preguntó Vania.

—Vamos a recibir a tus primos y tus tíos en casa.

-¡Hurra! ¡Qué bueno! Vamos a jugar y pasear mucho.

¡Vania esperó con ansias ese día!

Por fin llegó y Vania se levantó muy temprano, arregló su habitación y ayudó a su mamá en la cocina, mientras su papá iba por sus parientes al aeropuerto. Luego, Vania se sentó al lado de la ventana a esperar la llegada de sus primos. Después de unos minutos vio cómo su papá estacionaba el auto en la cochera. Ella salió corriendo.

-¡Hola, bienvenidos a casa! -les dijo. Abrazó a sus tíos y primos, invitándolos a pasar.

Esos días fueron muy bonitos. Salieron a visitar diferentes museos, al zoológico y a unas cavernas que se encontraban cerca de la ciudad. Cuando regresaban de los paseos, Vania y sus primos corrían a su cuarto, sacaban los juguetes y jugaban toda la tarde. Esas vacaciones fueron de las mejores para Vania.

¿Tienes primos? Cuando van a visitarte, ¿eres amable y compartes tu cuarto y tus juguetes con ellos? Dios nos dio a nuestros primos para que los amemos y pasemos lindos momentos con ellos.

Ahora con la ayuda de tu mamá, toma el teléfono, llama a alguno(a) de tus primos(as) y dile cuánto lo(a) amas.

HABLA CON DIOS

Gracias Dios por darme a mis primos. Ayúdame a ser amable con ellos. Amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible