Regresar

Un rey irrespetuoso

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Den a todos el debido respeto, 1 S. Pedro 2: 17.

*Necesitarás la imagen de un león.

Había tristeza y descontento. El león, con sus fuertes garras y su gran rugido, asustaba a todos los animales, que lo obedecían por temor. A su paso, empujaba y lastimaba a los animales más pequeños. Peleó con otros leones y los venció; así tuvo más poder como rey de los animales. Ellos ya estaban cansados de que fuera insolente y altivo pero todo parecía inútil. Nadie podía oponerse a la fuerza del gran rey.

Un día llegó un joven y robusto león. El rey, molesto por la llegada de ese intruso, juntó a todos sus súbditos y dijo:

-Quiero que se reúnan y vean cómo destruyo a todo aquel que intenta usurpar mi reino.

Esa tarde hubo una gran pelea, pero el joven león fue el vencedor. Los animales, en vez de estar tristes por la derrota de su rey, dieron gritos de alegría. Nadie lo defendió; se quedó en una jaula, sufriendo y cosechando lo que él mismo había sembrado.

¿Alguna vez has sentido que un(a) compañero(a) o amigo(a) es como el primer rey león, que lastima y ofende a los demás? Hay niños(as) que no respetan a sus compañeros; les quitan sus cosas, los empujan y se burlan de ellos.

Dios desea que las niñas y los niños estén llenos de amor y compasión. Así son las personas que él necesita.

HABLA CON DIOS

Querido Jesús, ayúdame a ser respetuoso y amable con los demás, amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible