Regresar

Tres en uno

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Bautícenlas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, S. Mateo 28: 19.

*Necesitarás tres palitos, hilo y un huevo duro.

Cuando Jesús se fue al cielo, pidió a sus discípulos que bautizaran a la gente en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¿Sabes quiénes son? Pues Dios; tres personas, pero forman una sola. Se llama «Trinidad».

Te lo explicaré (tome los palitos). Imaginemos que un palito de estos es el Padre. Otro es el Hijo, es decir, Jesús. El tercero es el Espíritu Santo. (Sujete los palitos con trozos de hilo.) Ahora tenemos un solo triángulo, formado por tres palitos. Así es Dios; tres personas que forman un solo Dios. Cada una tiene funciones diferentes y todo lo que hacen es para nuestro beneficio.

Dios el padre está en el cielo y gobierna el universo. Dios el hijo es Jesús, que vino, murió por nosotros y regresó al cielo. Dios el Espíritu Santo está entre nosotros; es quien nos dice qué es bueno y nos consuela cuando estamos tristes.

¿Tedas cuenta? Cada uno es diferente, pero todos forman a un solo Dios, al que adoramos. Ahora abramos el huevo (ábralo); verás que también tiene tres partes: el cascarón, la clara, de color blanco; y la yema, de color amarillo. Son tres partes diferentes que forman un solo huevo. Así es la Trinidad, tres en uno.

HABLA CON DIOS

Querido Dios, gracias por tu gran amor, por tu Hijo que murió en la cruz para salvarme y por el Espíritu Santo, que me consuela. Amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible