Regresar

Una niña misionera

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Todo lo que hicieron por uno de estos hermanos, por mí mismo lo hicieron, S. Mateo 25: 40.

*Necesitarás ropa, juguetes o alimentos para regalar.

Andressa nació el año de 1994. Era una niña que no conoció a Dios, hasta que un día llegaron a casa de su abuelita unas personas que ofrecían estudios bíblicos. La abuelita aceptó y Andressa se unió al grupo de estudio también. Mostró mucho interés desde el primer día y después de varias reuniones, aceptó a Dios en su corazón y se bautizó.

Ella quería hacerlo mismo que los misioneros. ¡Siempre estaban felices y compartían a otros el amor de Dios! Así que se organizó con varios niños de su barrio y formó un grupo pequeño. Cantaban, oraban y reunían ropa y comida de sus vecinos para dar a la gente pobre.

¡Andressa disfrutaba mucho esa obra! Decidió servir a Dios no solamente un día a la semana, sino todos los días. Organizaba su semana y su tiempo de modo que le alcanzara para ir a la escuela, ayudara su mamá en la casa, hacer su tarea y ser misionera por las tardes. Visitaba ancianos, contaba historias en la radio, apoyaba a su grupo pequeño y ayudaba a los necesitados. Así logró que más de 100 personas aceptaran a Jesús como su Salvador. Andressa tenía apenas trece años.

Tal vez tú no puedas hacer todo lo que Andressa hizo, pero sí puedes organizar con tu familia una salida a un orfanato, o a un asilo de ancianos, un día de la semana; lleven ropa y comida. Tal vez puedas preparar un canto especial para la ocasión.

HABLA CON DIOS

Jesús, quiero hablar a otros de tu amor igual que Andressa, amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible