Regresar

Amables con los demás

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Revístanse de sentimientos de compasión y bondad, Colosenses 3: 12.

*Necesitarás un juguete que su niño(a) ya no quiera, para regalarlo.

Cada vez que Juanito iba a casa de Luis, salía muy triste, pues Luis nunca quería compartir sus juguetes.

Sus papás le explicaron que Luisito no conocía a Dios. Así que hicieron un plan para que la siguiente vez que Luisito fuera a su casa, las cosas fueran diferentes.

El siguiente domingo, Luis llegó y Juanito lo invitó a jugar a su cuarto. No solamente le compartió sus juguetes, hasta le regaló uno.

-De todos mis juguetes, escoge el que más te guste, te lo voy a regalar -dijo Juanito.

Luis no podía creer lo que escuchaba. Se había portado muy mal con su amigo y ahora Juanito hacía todo lo contrario. Pidió perdón a Juan y le prometió que nunca más sería egoísta con sus juguetes.

La siguiente vez que Juanito fue a casa de Luis, las cosas fueron muy distintas. Jugaron felices, porque Luis compartió todos sus juguetes.

¿Te ha pasado lo mismo? ¿A veces no quieres compartir?

Imagino que tienes muchos juguetes. ¿Por qué no separas alguno y la próxima vez que veas a algún niño necesitado, o niña, se lo regalas? Así evitarás ser egoísta. Recuerda que los niños que aman a Dios somos diferentes.

HABLA CON DIOS

Querido Dios, ayúdame a compartir lo que tengo con los demás. Perdóname si a veces no he querido.


Envía tus saludos a:
No Disponible