Regresar

Sé valiente

Matutina para Android

Play/Pause Stop
A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece, Filipenses 4: 13.

*Necesitarás un par de patines o una bicicleta.

Carlos era un niño de cinco años lleno de temores. Cuando llegó a la escuela en su primer día de clases, todos los niños estaban felices, menos él. Quería estar con su mamá. Todo ese día lloró. ¿Sabes por qué? Porque tenía mucho miedo. El miedo es normal en los niños y las niñas como tú, pero cada vez tienen que adquirir más confianza y atreverse a hacer algo diferente a lo que están acostumbrados. Carlos poco a poco fue conociendo a sus amigos y maestros. Después de una semana, ya no sentía temor.

Muchas veces los niños y las niñas tienen miedo a lo desconocido. A la oscuridad, a andar en bicicleta, a patinar, a nadar. ¿Cómo crees que habrán hecho los otros niños para aprender todas esas cosas? La respuesta es que se atrevieron

Nuestros padres y maestros nos ayudan a vencer los miedos, porque nos aconsejan y nos enseñan cómo hacer las cosas, pero el valor para atreverse a hacer algo diferente viene de Dios.

No tengas miedo. Cuando quieras aprender a patinar, andar en bicicleta de dos ruedas o a nadar, ¡atrévete! Recuerda que podemos hacer cualquier cosa gracias a Cristo que nos da fuerzas.

Ahora toma (tus patines, tu bicicleta) y atrévete a usarlos sin ayuda.

HABLA CON DIOS

Querido Jesús, muchas veces tengo miedo, pero ayúdame a ser valiente. Amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible