Regresar

Travesuras sin confesar

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Si confesamos nuestros pecados, podemos confiar en que Dios, nos perdonará y nos limpiará, 1 S. Juan 1: 9.

*Necesitarás una goma de borrar y un rollo de papel sanitario.

Todos los alumnos del grupo se preparaban para el examen de español. Estaban muy nerviosos. La maestrales dijo:

-Guarden todas sus cosas. Quédense con su lápiz y su goma de borrar (muestre la goma).

Laura buscó en su mochila y no encontró su goma. Luego vio que su compañera de al lado, Priscila, tenía dos, así que cuando fue al baño, tomó uno de sus borradores y lo utilizó durante el resto del día.

Pasaron los días. Laura seguía con la goma de Priscila, hasta que un día, comenzó a buscarlo, preocupada.

– ¿Alguien ha visto mi otra goma?

¡Laura guardó silencio! Le daba pena devolver la goma, ya muy gastada. Esa noche no pudo dormir, porque se sentía culpable. Su mamá oró con ella en su cama. De repente, vieron que Pelusa, el perrito de la familia, pasaba corriendo y llevaba algo en su boca. ¡Destrozaba el rollo de papel de baño! (Muestre el rollo.) Laura se levantó, recogió los trozos de papel y dijo:

-¡Pelusa, qué travieso eres! Pero aun así te quiero.

La mamá explicó a Laura que Dios es así con nosotros. A pesar de las cosas malas que hacemos, si confesamos y pedimos perdón a los que hemos ofendido y a Dios, él nos perdona y nos sigue amando.

Laura le compró un nuevo borrador a su amiga y prometió a Dios nunca tomar algo de sus compañeros sin pedirlo.

HABLA CON DIOS

Querido Dios, deseo ser obediente y respetar a los demás, amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible