Regresar

El almuerzo de Andrea

Matutina para Android

Play/Pause Stop
El que robaba, deje de robar, Efesios 4: 28.

*Necesitarás un almuerzo para compartir con alguien.

A Luis se le hizo tarde para la escuela y salió corriendo con tanta prisa, que olvidó su almuerzo. Cuando sonó el timbre para el recreo, Luis buscó su lonchera y no la encontró. Todos los demás niños salieron del salón. La única lonchera que quedaba era la de Andrea, que había salido al baño antes determinar la clase. Luis abrió la lonchera, sacó el sándwich que contenía y rápidamente se fue del salón. Cuando Andrea regresó, ¡se llevó una terrible sorpresa! El resto del día estuvo muy triste y hambrienta.

Luis se sintió muy culpable. En la tarde le dijo a su mamá lo que había hecho. Ella respondió que tendría que decir la verdad a Andrea y que enmendar su error. Al día siguiente, Luis se acercó apenado con Andrea.

-Ayer no encontraste tu almuerzo, porque yo me lo comí. Perdóname, sé que hice mal. Hoy te traje dos sándwiches, yogur y caramelos.

—Pero solo me robaste un sándwich. ¿Por qué me das tantas cosas?

-Es para que sepas que estoy arrepentido de verdad.

Andrea perdonó a Luis y ese día comieron juntos. Si Luis no hubiera dicho la Verdad, ¿crees que hubiera robado otra vez? Cuando salgas con tus papás, lleva un almuerzo adicional que puedas compartir con alguien más.

HABLA CON DIOS

Dios, ayúdame a decir la verdad cuando me equivoco y a no tomar las cosas de otros, amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible