Regresar

Si no fueran como niños

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Si ustedes no cambian y se vuelven como niños no entrarán en el reino de los cielos, S. Mateo 18: 3.

*Necesitarás un juguete y una muñeca y una cachucha (para papá) o unos moños (para mamá).

Antes de empezar la historia, tus papás se van a vestir y actuar como niños. (Papá con gorra y juguete; mamá con coletas y muñeca.)

Cuando Jesús estaba en la tierra, le encantaba estar con los niños. En una ocasión, mientras sanaba y predicaba a la gente, unos niños quisieron acercarse a él para saludarlo. Pero los discípulos, enojados, les dijeron: «Dejen a Jesús, no lo molesten».

Jesús escuchó y rápidamente los interrumpió:

-Dejen que los niños se acerquen, y no se lo impidan, porque a mí me gusta estar con ellos. Además, ellos irán al cielo conmigo.

De inmediato, los discípulos se hicieron a un lado y los niños se acercaron a Jesús. Él los acarició y jugó con ellos.

¿Qué le gusta a Jesús de los niños? Que sean cariñosos, amigables, tiernos, juguetones y sinceros.

A veces los adultos tenemos que recordar esas cualidades de los niños, pues Jesús dijo a los discípulos que si no eran como los niños, no iban a ir al cielo con él.

Los adultos también podemos aprender de los niños. Ahora, tus papás van a orar a Dios para que les ayude a ser como tú.

HABLA CON DIOS

Querido Jesús, ayúdame a tener la ternura, la energía y la sinceridad de mi hijo(a). Amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible