Regresar

Espera tu turno

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Ustedes, hermanos, tengan paciencia, Santiago 5: 7.

*Necesitarás tres círculos (rojo, amarillo, verde) y un premio (puede ser una galleta o una fruta).

Los semáforos son esas luces que encontramos en las esquinas de las calles por donde pasan los coches y la gente. ¿Sabes para qué sirven?

Los semáforos sirven para que la gente espere su turno antes de cruzar la calle, y que los automóviles sepan cuándo avanzar y cuándo detenerse.

El color amarillo ámbar indica a los conductores que casi es tiempo de parar y solamente dura unos segundos. Luego viene la luz roja, que indica que es necesario esperar. La luz verde indica que ya es el momento de avanzar.

Algunas personas al volante no están acostumbradas a esperar su turno con paciencia y comienzan a tocar el claxon, o pasan cuando el semáforo está en ámbar o rojo. Eso está muy mal porque podrían provocar un accidente.

¡Vamos a jugar al semáforo, a ver si sabes esperar tu turno! Al final de tu ruta encontrarás un premio.

Colócate de pie. Cuando mamá o papá te enseñe el círculo verde, camina. Si te enseña el amarillo, detente. Cuando muestre el rojo, párate en un solo pie. Si llegas a la meta sin desesperarte y respetando las señales, podrás disfrutar tu premio.

¿Tedas cuenta de que es muy importante esperar nuestro turno? Así podemos convivir con las demás personas en paz y armonía.

HABLA CON DIOS

Querido Dios, ayúdame a esperar mi turno con paciencia siempre. Amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible