Regresar

El niño rey

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Voy a bendecirte y hacerte famoso, y serás una bendición para otros, Génesis 12: 2.

*Necesitarás revistas misioneras.

¿A quién te gustaría parecerte cuando seas grande? Tal vez a uno de tus papás o parientes, algún personaje de la televisión, deportista o cantante. Pero no necesitas ser grande para lograrlo. Desde hoy puedes ser líder e influir en otras personas.

La Biblia registra la historia de un pequeño rey que hizo historia, Josías. Tenía ocho años cuando se convirtió en rey de Judá. Antes de su reinado, el pueblo de Judá había tenido muchos reyes que desobedecieron a Dios y veneraron a dioses falsos. Hasta el abuelo y el papá de Josías habían sido así. Eran malos con los pobres, robaban y engañaban.

Pero Josías fue bueno. Mandó reconstruir la casa de Dios y que se destruyeran todas las estatuas e imágenes y todos los altares de ídolos. Oró por sus súbditos y les enseñó lo que Dios esperaba de ellos. Así que Dios bendijo a la nación con paz y tranquilidad todo el tiempo que Josías reinó.

Dios dice que si te acercas a él, podrás hacer grandes cosas, predicarle a la gente y llevarla hacia él. ¿Tienes algún pariente que no conoce al Señor, y como Josías, quieres influir para que aprenda a amarlo? Con ayuda de tus papás, planea visitar a ese pariente. Dile cuánto le ama Dios y regálale algunas revistas.

HABLA CON DIOS

Querido Dios, gracias por ver en mí a un instrumento para llevar a otros tu mensaje. Ayúdame a ser como Josías, amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible