Regresar

Nuestros talentos

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Al que tiene, se le dará más, S. Mate 25: 29.

*Necesitarás un avión de papel.

Un hombre muy rico salió de viaje. Llamó a tres criados y les dijo que se iría por un tiempo, y que los iba a dejar a cargo de toda su riqueza. Dividió su dinero y lo dio a los tres criados. Al primero le dio cinco talentos. Al segundo, le dio dos. Al tercero, le entregó uno.

El primer criado tomó los cinco talentos que su señor le había dado, los invirtió y ganó cinco talentos más. El segundo también invirtió sus dos talentos, y ganó otros dos. El tercer siervo tomó su talento y lo enterró para guardarlo. Cuando el Señor regresó, se sintió muy contento cuando los dos criados le dijeron que habían duplicado su dinero, pero con el tercer criado se molestó.

—Eres un criado malo.

Entonces le quitó el talento y se lo dio al que tenía diez.

En un mundo lleno de juegos de gran tecnología, el avión de papel es un juguete escasamente atractivo, ¡pero cómo vuela! Además, es muy fácil de hacer y accesible para todos los niños.

Algunas veces tú y yo podemos pensar que Dios no nos ha dado muchos talentos, o que son poco atractivos (como el avión). Hasta podemos tener la tentación de esconder nuestro talento. Pero cuando lo usamos, por sencillo que parezca, Dios nos dará otros talentos más.

HABLA CON DIOS

Querido Jesús, ayúdame a usar los talentos que me has dado para que pueda llegar a ser lo que deseas. Amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible