Regresar

Las llaves de la salvación

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Si confesamos nuestros pecados, podemos confiar en que Dios nos perdonará, S. Juan 1: 9.

*Necesitarás cuatro llaves con las siguientes inscripciones: ARREPENTIMIENTO, CONFESIÓN PEDIR PERDÓN, CREER.

Cuando quieres entrar a una casa que no es tuya, debes esperara que llegue el dueño y te abra con su llave, ¿cierto?

Existe un lugar hermoso, el reino de los cielos, adonde podemos ir a vivir con Jesús. Pero así como tenemos llaves para entrar a nuestras casas, también hay llaves que nos permitirán entrar al reino celestial. (Muestre las llaves como las vaya mencionando.)

La primera es la llave del ARREPENTIMIENTO. Como decir a Dios: «Sé que te pusiste triste por lo que hice, lo siento mucho».

La segunda llave es la CONFESIÓN. Después de arrepentirnos por lo malo que hicimos, vamos a Dios en oración y le decimos exactamente lo que hicimos mal. Como: «Hoy robé», «Hoy mentí a mi mamá», «Hoy le pegué a un niño», etcétera.

La tercera llave es PEDIR PERDÓN. Ya que le dijimos a Dios en qué procedimos mal, le pedimos perdón y le decimos que nos ayude a no hacerlo más.

La cuarta llave es CREER. Una vez que pedimos perdón, debemos creer que en el libro del cielo, donde se registran todos los pecados, Dios ya borró los nuestros y nuestra página está en blanco nuevamente.

Estas llaves las debemos utilizar todos los días, para que antes de ir a dormir, nuestra página quede en blanco y tengamos acceso directo al reino de los cielos.

HABLA CON DIOS

Gracias Dios, porque por medio de Jesús podemos entrar a tu reino, amén.


Envía tus saludos a:
No Disponible