Regresar

La mejor inversión

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Lo poco que tiene el hombre bueno es mejor que la mucha riqueza de los malos». Salmo 37: 16

VIVÍ EN ISLAS CAIMÁN, donde tener un carro no es un lujo sino una gran necesidad. En ese tiempo yo estaba estudiando en la universidad, y no tenía mucho dinero para comprar un automóvil, por lo que decidí comprar uno de los más baratos que pudiera conseguir.

Si has tenido un carro sabrás la emoción que se siente cuando compras tu primer vehículo, ¡aunque sea un carro viejo! Usaba mi «flamante» automóvil para col portar y hacer mis diligencias personales. Sin embargo, a los pocos días, me empezó a dar problemas: se le dañaron los frenos, se le descompuso el aire acondicionado, se le dañó el compresor, y cuantos fallos te puedas imaginar. Así que lo llevaba al mecánico cada semana para que le arreglara esto o aquello. El problema es que era estudiante y no tenía dinero para las reparaciones.

Como el carro continúo causando problemas, decidí contarle a Dios mi situación. Le dije que, a partir de ese momento, empezaría a llevar una ofrenda a la iglesia cada sábado en lugar de estarle pagando al mecánico todos los viernes. También le pedía Dios que por favor me ayudara para que el carro no me diera más problemas y así yo pudiera continuar colportando. A las pocas semanas el carro estaba funcionando bien, Dios lo había arreglado

Cuando llegó el momento de regresar a la universidad, puse mi automóvil a la venta, Dios no solo me lo arregló, sino que me ayudó a venderlo a un buen precio. Cuando me fui a estudiar me quedé con la duda de si el vehículo le daría problemas al comprador, pero después de unos años me encontré con él y le pregunté cómo le había ido con el carro. Me respondió que ese había sido el mejor automóvil que había tenido.

¿Tienes problemas con algo o con alguien? ¿Ya lo has puesto en las manos de Dios? Puedes hacerlo ahora mismo, él sabe cómo solucionarlo. No importa si es un vehículo o un problema familiar, Dios tiene la solución.

 

Al Richard Powell

Director de Ministerios Juveniles de la División Interamericana


Envía tus saludos a: