Regresar

En consulta con Dios

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Señor, los que te conocen, confían en ti, pues nunca abandonas a quienes te buscan». Salmo 9: 10

CUANDO ESTÁBAMOS PLANIFICANDO NUESTRA BODA, mi prometido y yo decidimos cubrir todos los gastos. La fecha estaba cada vez más cerca y casi todo había sido pagado, solo nos faltaban aproximadamente cuatrocientos dólares y no queríamos estresarnos pensando en cómo obtendríamos esa cantidad. Oramos y Dios nos mostró una solución. Al darnos cuenta de lo que Dios nos había mostrado tomamos una decisión: daríamos el diezmo de la cantidad que nos faltaba y un poquito más. Sin tener aún el dinero, pero confiando en que lo conseguiríamos a tiempo, dimos la cantidad propuesta y en menos de lo que pensamos, recibimos no solo la cantidad diezmada, sino mucho más.

La primera lección que aprendí de mi experiencia es que consultar a Dios siempre dará el mejor resultado. Su Palabra expresa claramente los planes que tiene con nosotros. Hemos de leer la Biblia diariamente, atesorar su mensaje para que en el momento de la dificultad, de la confusión, del estrés y de la ansiedad, las promesas divinas nos consuelen. Saber que Dios está dispuesto a bendecirnos y satisfacer nuestras necesidades según su voluntad da paz al corazón.

En segundo lugar, comprendí la importancia de ser fieles en devolver el diezmo y las ofrendas. Reflexionar en lo que Dios nos ha dado nos motivará a ser fieles. Dios cumple sus promesas, debemos confiar en él. Son incontables las veces que la frase «Dios proveerá» ha surgido en mi mente. Desde lo más pequeño hasta lo más grande he podido comprobar en mi vida que Dios está al control y él es fiel.

¿Cómo podemos experimentar la grandeza y la fidelidad de Dios? Conociéndolo, pasando tiempo con él cada día, leyendo la Biblia, orando y compartiendo el evangelio con los demás. Dios quiere mostrarte quién es, qué ha hecho y qué está dispuesto a hacer por tu salud, por tus relaciones, por tus finanzas, por tu carrera, por tus padres, por tus hijos, por todo en lo que estés dispuesto a entregarle.

¡Deja que Dios transforme tu vida, conócelo y sé fiel!

 

Cori Villarreal de Helena

México


Envía tus saludos a: