Regresar

Sé fuerte y valiente

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«¿No te lo he ordenado yo? ¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas». Josué 1: 9, BA

DURANTE MI TERCER SEMESTRE en la universidad, mientras estudiaba Contaduría Pública, me tocó tomar la materia de Economía I. Como parte del proceso de socializar y conocer a los compañeros, expresé que pertenecía a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. La reacción de mi profesor fue: «¿Eres guardador del sábado?». Sin ningún temor le dije: «Sí, profesor, yo guardo el sábado». El maestro tomó mi declaración como un desafío y replicó: «Te advierto, Alsite, la evaluación final es una actividad en sábado y vale el cincuenta porciento de la calificación». Lo miré fijamente y le contesté: «Bueno, profesor, si es en sábado, conmigo no contará».

Cuando Salí del aula mis compañeros me dijeron: «Alsite, ¿por qué le dijiste eso al profesor? ¡Perderás la materia!». Pero les dije a mis compañeros que ir a esa evaluación significaba abandonar mi fe y a mi Dios.

Transcurrió el semestre y llegó el sábado tan esperado por el profesor para la evaluación. Ese sábado también fue muy especial para mí porque en mi iglesia se celebraba la cena del Señor. Como te puedes imaginar, ese día no fui a presentar el examen y me fui a la iglesia. El lunes, cuando llegué al salón de clases para buscar mis notas, varios de mis compañeros estaban alegres al ver sus calificaciones finales. Incluso estaban felices por mí. Yo había aprobado la materia aun sin haber presentado el examen.

Nuestra confianza debe estar en las manos de Dios. El mundo se puede burlar de ti, el enemigo puede tentarte a que te rebeles contra Dios y niegues tu fe. Pero en medio de las pruebas recuerda lo que dice Josué 1: 9 «¿No te lo he ordenado yo? ¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas» (BA).

Por último te cuento que el año siguiente la asignatura de Economía II tocó con el mismo profesor y también realizó el mismo plan. Sin embargo, Dios obró y la evaluación final terminó siendo un día jueves. ¿Ves lo maravilloso que es Dios?

Si somos fieles a sus mandamientos, él nunca nos fallará.

 

Alsite Gabriel Granado Guerra

Venezuela


Envía tus saludos a: