Regresar

¿Por qué quieres ir al cielo?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Llegaré entonces a tu altar, oh Dios, y allí te alabaré al son del arpa, pues tú, mi Dios, llenas mi vida de alegría». Salmo 43: 4

ERAN LAS 3:45 DE LA MAÑANA cuando, antes de irme a la universidad, me dispuse a realizar mi culto personal. Mientras leía mi Biblia, me encontré con el texto bíblico de hoy: «Llegaré entonces a tu altar...». Medité en todo el capítulo y de repente me conmoví, se me hizo un nudo en la garganta y me eché a llorar. ¡Un momento! ¿Qué había sucedido? Mi mente se había trasladado por la fe hacia el trono celestial desde donde el Señor hoy obra en nuestro favor. ¡Un lugar hermosísimo, santo, lleno de música y alabanza! Entonces descubrí que mi más grande anhelo, el sueño de mi vida, es entrar a ese lugar para cantar en vivo y directo frente al Creador del universo ¡Qué privilegio!

A lo largo del año, especialmente durante los primeros, meses nos proponemos metas. ¿No crees que ir al cielo debería ser la mayor de todas? ¿Sabes por qué quieres ir al cielo? En Marcos 11: 24 Jesús dice: «Por eso les digo que todo lo que ustedes pidan en oración, crean que ya lo han conseguido, y lo recibirán». Quizá deseas ser salvo para ver allá algún familiar fallecido, o quieras escuchar las historias de Jesús o algún personaje bíblico, no lo sé; pero estoy segura de que quieres llegar al Cielo.

David escribió en el Salmo 34: 14: «Aléjate de la maldad, y haz lo bueno; busca la paz, y síguela». Apodérate cada mañana de un versículo que te motive a ir a los pies de Cristo. ¡Solo leyendo más y más la Biblia y orando tendrás una comunión verdadera con Dios! ¡Cuánto deseo cumplir el sueño de mi vida: poder cantar ante la presencia de Dios! ¿También lo deseas tú?

La meta es el cielo y Dios está esperando por ti. Cristo pagó un altísimo precio por verte allá. Esfuérzate, sé muy valiente, ¡y entrarás al trono con gran alegría y gozo en el corazón!

 

Floribel Rivas

Venezuela


Envía tus saludos a: