Regresar

Termina bien

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Con Dios haremos proezas». Salmo 60: 12, RV95

«CON LA AYUDA DE DIOS haremos grandes cosas» (Salmo 60: 12), recuerdo que me dijo mi papá mientras yo partía hacia mi primer día de clases en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador de Maracay. Luego me dijo: «Hija, hoy comienzas un nuevo reto en tu vida, encomienda tu corazón a Dios y recuerda que a pesar de las dificultades siempre debes terminar lo que comenzaste». Aquella misma tarde comprendía lo que se refería.

El profesor de Introducción a la Filosofía asumió como método pedagógico la mayéutica, planteada por Sócrates, «hacer parir las ideas». Finalmente obligó a nuestras mentes ingenuas y novatas a reflexionar sobre si en verdad teníamos la capacidad necesaria para estar allí. El desánimo se apoderó de mí al igual que de la mayoría de mis compañeros. Entonces recordé las palabras de mi padre.

El desánimo puede atacarnos en cualquier aspecto de nuestra vida, pero sobre todo en la vida espiritual. El enemigo ha usado el desánimo como una de sus herramientas más eficaces a través de toda la historia.

Quizás en este momento el desánimo se ha apoderado de tu vida, quizás piensas que la carrera universitaria que elegiste es imposible de finalizar, o tal vez sientes que no eres lo suficientemente apto para aceptar un cargo en tu iglesia y prefieres ahorrarte «las molestias» y ni siquiera comenzar. Si ese es tu caso lo que necesitas es con fiar en ese Dios maravilloso que está cerca de ti, a tan solo una oración de distancia.

Dado que el enemigo tratará de desanimarte, la solución es dar lo mejor de ti en cada proyecto que emprendas, sea grande o pequeño. No permitas que el desánimo te aleje del propósito divino, supremo y especial que Dios tiene para tu vida. Que tu actitud siempre sea la de un triunfante hijo de Dios. Enfrenta los retos tomado de la mano de Aquel que todo lo puede. Si eres bueno, proponte ser mejor.

Hoy es un nuevo día, levántate, cree en Cristo Jesús y enfrenta los desafíos de la vida apoyado en el poder de Dios. ¡Hoy puedes hacer tuyas las palabras del rey David: «Con Dios obtendremos la victoria» (Salmo 60: 12, NVI)!

 

Yosbert Fermín

Venezuela


Envía tus saludos a: