Regresar

No por mi capacidad

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas». Mateo 6: 33, RV95

ME ENCONTRABA ESTUDIANDO Ingeniería Civil. A principios de 2012 mi clase tenía que preparar su trabajo final, y necesitábamos completarlo para poder graduarnos. Estaba dividido en cinco secciones, en cada una adquiríamos diferente información.

Mi grupo necesitaba recopilar información sobre el uso de dos tipos de materiales para paredes. Tuvimos tres meses para terminar el trabajo; así que fue muy duro. Cada semana íbamos a la Facultad a mostrarles a los profesores lo que habíamos hecho y los cambios que habíamos realizado para que fuese mejor. Además, en la tercera semana, tuvimos una práctica de nuestra presentación final.

No me sentía muy segura al presentar mi punto de vista. Presentamos nuestro proyecto a los profesores y nos dijeron que si hacíamos una presentación como esta en la última semana, no íbamos a aprobar.

Mis padres llegaron a la conclusión de que tenía miedo a las presentaciones, lo que me podía costar caro. Nos sentíamos asustados y con miedo. Mis pensamientos fueron en ese momento a Mateo 6: 33, que dice que debemos buscar primero el reino de Dios y su justicia, y todo lo demás vendrá por añadidura. Así que comenzamos a orar desde ese día hasta el día final de la presentación. El día llegó y teníamos que llevar a cabo nuestra presentación final frente a los profesores y un invitado especial. Al día siguiente mi clase fue a la universidad para recibir los resultados. Tenía el corazón tranquilo con la promesa de Mateo 6: 33, y tengo que decir que mi compañero y yo nos sentíamos bendecidos y felices, porque obtuvimos la nota más alta de la clase.

«No tienes que ir a los confines de la tierra por sabiduría -dice Ellen G. White-. No son las capacidades que poseas ahora ni nunca las que te darán éxito. Es lo que el Señor puede hacer por ti» (Palabras de vida del gran Maestro, cap. 12, p. 112).

Hoy, como cada día, seguro tienes grandes o pequeños desafíos que enfrentar. Te animo a buscar a Dios primero, y te aseguro que todo lo demás llegará por añadidura.

 

Selvyn Dollison

Curazao


Envía tus saludos a: