Regresar

Yo sé en quién he creído

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«El jefe le dijo: "Muy bien, eres un empleado bueno y fiel, ya que fuiste fiel en lo poco, te pondré a cargo de mucho más. Entra y alégrate conmigo”». Mateo. 25: 23

CRECÍ EN UN HOGAR en el que se fomentaba el respeto a los demás y a sus principios. Teníamos una Biblia en casa, pero no la usábamos, conocíamos de Dios porque desde pequeños nos hablaron de él, pero sin dirigirnos hacia una entrega a él.

Siempre me ha apasionado la lectura y durante la adolescencia tuve el interés de estudiar la Biblia. Estudié un técnico en soldadura industrial. Cuando finalicé mis estudios decidí bautizarme, al enterarse, mi padre se enfureció, y aún más cuando se enteró de que varias empresas deseaban que trabajara para ellos, pero que las había rechazado porque no trabajaba los sábados. Papá me amenazó con expulsarme de la casa, pero decidí mantenerme fiel a Dios.

Le comenté a mi padre que un día me vendrían a buscar hasta la casa para que no trabajara en sábado, mi padre se burló diciendo que a nadie lo vienen a buscar a su casa para contratarlo, a lo que contesté: «Muy pronto lo verás», y agregué: «Yo sé en quién he creído». No muchos días después llegaron a casa representantes de una empresa, mi padre los recibió y platicaron con él, mientras yo regresaba después de haber pasado el día buscando empleo. Al llegar me expresaron el interés que tenían por mis servicios, les dije: «soy adventista del séptimo día, no trabajo los sábados». Ellos dijeron: «Tu solicitud dice que eres adventista del séptimo día y ando buscando una persona de confianza, he trabajado con adventistas en otros países y eres el único de todas estas solicitudes que cumples con el perfil, ahora pregunto: ¿Quieres ser parte de nuestro equipo?». Mi respuesta fue un rotundo sí.

Mi padre no podía creer lo que veía, me abrazó y me dijo: «Ahora sé en quién has creído». Esta experiencia fortaleció mi fe y después de un tiempo ingresé a la facultad de Teología y hoy soy un joven pastor.

Te invito a que ante las adversidades de la vida confíes fielmente en el Creador y verás cómo él envía sobre ti las más ricas y abundantes bendiciones.

 

Eulalio Marín Vicencio

México


Envía tus saludos a: