Regresar

La noche de los mejores

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo». Mateo 5: 16

LITERALMENTE PUEDO DECIR que inicié mis estudios profesionales por fe, ya que como no contaba con los recursos necesarios tuve que tomar un préstamo con el estado. Me esforcé durante toda la carrera por ser una alumna excelente. Cuando tuve que presentar los exámenes finales para graduarme también puse todo mi empeño. Pasaron algunos meses, finalicé los estudios y en el mes de marzo de 2015 llegaron a la universidad los informes de los exámenes y ¡Había obtenido las mejores calificaciones del país! ¡Qué bendición! Pero mi historia no termina allí.

Tiempo después inicié mi vida laboral. Tenía un buen salario, sin embargo, debía empezar a pagar el préstamo que había solicitado al estado. Ahora la pregunta era: ¿Dónde quedarían mis sueños de iniciar estudios de posgrado? ¿Cuánto tendría que esperar? Un día le dije al Señor: «Dios mío, quiero que me regales la cantidad exacta de dinero que necesito para cubrir la deuda».

Pocos días más tarde recibí una llamada en la que un empleado del gobierno me invitaba a participar de una ceremonia en la que premiaban a los que habían obtenido las mejores calificaciones en las pruebas del estado. El 3 de diciembre de 2015, durante la ceremonia, llamada «La noche de los mejores», recibí de mano del mismísimo presidente de la República un certificado que me acreditaba como una de las mejores quince profesionales del año 2014 de Colombia y además, dicho reconocimiento incluía la condonación total de mi deuda con el estado.

Hoy tengo la certeza de que nada de lo que sucede en mi vida ocurre por mérito propio sino que Dios derrama su gracia sobre sus hijos. Dios desea que tú también seas un fiel testigo suyo, él promete darte oportunidades para que hagas brillar tu luz allí donde estés. Tu testimonio puede acercar a otras personas al Salvador, esfuérzate y aprovecha al máximo las oportunidades que Dios te ofrece y espero que un día no muy lejano podamos participar de la más espectacular ceremonia de premiación que se realizará, la verdadera «noche de los mejores» que tendrá lugar en la Nueva Jerusalén.

 

Sara Flórez

Colombia


Envía tus saludos a: