Regresar

Fieles

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«No defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador». Tito 2: 10, RV60

AQUELLOS TRES JÓVENES RECORDABAN los años pasados con alegría. Estaban llegando al final de sus años de estudio preparatorio y pronto ingresarían a la universidad a estudiar Teología. Cada día de esos últimos seis años había tenido sus desafíos, especialmente las burlas de sus compañeros, pero ahora habían llegado al final. No se imaginaban que aún tendrían que soportar una última prueba.

Por primera vez, el Ministerio de Educación empezó a exigir asistencia a laboratorio como requisito de graduación. La institución decidió realizarlos en sábado, así que estos tres jóvenes tomaron la decisión de no asistir al laboratorio y obedecer el mandato bíblico.

Al faltar a la primera sesión, fueron increpados en el salón el lunes siguiente y se les anunció una sanción. Esta situación se repitió durante varios lunes hasta que un funcionario se reunió con ellos para animarlos a asistir a los últimos laboratorios. «Ustedes son buenos alumnos -les dijo-. Por eso vamos hacer una excepción. No importa que no hayan asistido a los laboratorios anteriores. Si asisten a los dos últimos, será suficiente. Recuerden que ustedes van a ser pastores y para lograrlo necesitan su título de bachiller. Piénsenlo y los esperamos ¿Qué opinan?». Los jóvenes, sin vacilar, respondieron: «No tenemos que pensarlo. Ya decidimos ser fieles a Dios sin importar que ocurra».

Pasó el último sábado y no asistieron. El lunes fueron convocados a las oficinas administrativas. Muchos les vociferaban: «¡Castíguenlos! ¡Desobedientes, irrespetuosos!». Al llegarse encontraron con el director y con todos los maestros.

El director dijo: «Cuando era niño mis padres murieron y una dama muy amable se hizo cargo de mí. Ella era adventista del séptimo día. Crecí asistiendo a las clases de niños, aprendí cantos, a orar y a confiar en Dios. Ella me enseñó la importancia de la fidelidad. La señora de quien les hablo falleció murió hace algún tiempo. Pero cuando supe que había jóvenes que se negaban a asistir a los laboratorios por ser en sábado, la recordé y quise saber si todavía había adventistas del séptimo día buenos y fieles como ella». Finalizó diciendo: «jóvenes, nos sentimos orgullosos de alumnos como ustedes. Sigan siendo fieles a los principios de la Palabra de Dios».

Dios es fiel con sus hijos. Nuestro mundo necesita cristianos fieles, ¡no vaciles en ser tú uno de ellos!

 

Edgar Redondo

Colombia


Envía tus saludos a: