Regresar

«Perdiendo el tiempo»

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Porque yo sé los planes que tengo para vosotros». Jeremías 29: 11, BA

A LOS DIECISIETE AÑOS empecé a estudiar Odontología. Mientras cursaba el segundo semestre de la carrera mi madre falleció y tuve que dejar la universidad para buscar empleo como vendedor y profesor de música. Un amigo me sugirió grabar una producción y con los ingresos finalizar mi carrera. Dejé mi trabajo y comencé un ministerio musical. Me dediqué tan decididamente a la música que sentí que ya no era necesario continuar estudiando.

Pasé siete años fuera de las aulas, «perdiendo el tiempo». Esa etapa me preparó espiritualmente para lo que vendría después. Dios puso en mi mente el deseo de terminar los estudios, así que regresé a la universidad. Un día, una asistente dental me dijo: «Sé que eres cristiano, y me gustaría saber si me puedes explicar algo. Tuve un sueño y una voz me dijo “debes leer el Salmo 37”. Lo he leído, pero no entiendo nada». Días antes yo había estado estudiando ese salmo. Durante dos meses estudiamos la Biblia juntos.

Maestros, compañeros y el personal de oficina llegaron a conocer a Jesús a través de estudios bíblicos, literatura, conversaciones, y música. En la sala de espera de la clínica universitaria colocábamos revistas misioneras para compartir con los pacientes. Mi tesis de graduación fue un discurso en defensa del creacionismo, donde Dios me permitió obtener la máxima calificación.

Poco tiempo después logré servir como misionero en Bangladés. Mi andar con Dios ha sido maravilloso, he podido ver en mi vida que Dios conoce el fin desde el principio, y a pesar de nuestras imperfecciones su propósito se cumplirá en nuestras vidas.

Es probable que hoy no sepas el rumbo que debes tomar en la vida, quizás te parezca que estás «perdiendo el tiempo», pero quiero decirte que cuando tu vida le pertenece a Cristo nunca pierdes el tiempo. Aunque no conozcas el porqué ocurren ciertas cosas, podrás tener la seguridad de que Dios te tiene en el lugar correcto y muchas veces el tiempo te mostrará que él te ha preparado para lo que el futuro te depara.

Te invito a elevar una oración en este momento y pedirle al Señor que dirija tus pasos hoy y siempre.

 

Frank Artavia

Costa Rica


Envía tus saludos a: