Regresar

El mejor consejero

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propia inteligencia. Ten presente al Señor en todo lo que hagas, y él te llevará por el camino recto». Proverbios 3: 5-6

CURSABA EL OCTAVO GRADO y aquella era una de esas mañanas, que estoy segura que tú también has tenido, en las que no quería hacer nada. Solo quería dormir o relajarme un rato. Había transcurrido media mañana de clases, aunque todavía faltaba un periodo para poder salir al receso. Mi mejor amiga y yo estábamos muy fatigadas, así que decidimos escaparnos y no tomar la siguiente clase. Recordamos un pequeño y oscuro pasillo en la parte de atrás del colegio que nadie solía frecuentar y cuando el timbre anunció el siguiente periodo corrimos hacia aquel lugar y nos escondimos debajo de un lavadero por los siguientes treinta minutos.

Estábamos muy nerviosas, cada sonido nos aterraba pues pensábamos que podía ser un profesor que nos buscaba. Aquellos treinta minutos nos parecieron eternos ¡y para colmo no pudimos descansar ni disfrutar el momento! Cuando finalmente sonó el timbre que anunciaba el receso nos dispusimos a salir de nuestro escondite, esperando que nadie nos descubriera pero ¡vaya sorpresa la que nos llevamos! Nos encontramos con dos compañeros que nos habían estado buscando para invitarnos a comer, porque el maestro había dado el periodo libre. ¡Tanto estrés para nada!

¿A quién escoges como consejero al tomar decisiones? Ese día yo escogí mis emociones, mi cansancio y a mi amiga. Por suerte, las consecuencias de mi desatino, aunque negativas, no fueron trascendentales, sin embargo, perdí la oportunidad de disfrutar más mi día.

Cada día tú y yo tomamos todo tipo de decisiones que van desde cómo vestir, a qué nos dedicaremos en la vida, el tipo de estudiante o empleado que seremos, quién será nuestro compañero o compañera para la vida, quiénes van a ser nuestros amigos, en qué pasaremos el tiempo libre, hasta la decisión más importante: ¿Dónde pasaré la eternidad? Ahora bien, a la hora de tomar decisiones como estas, ¿en qué o quién nos apoyamos? La Biblia presenta que la opción más sabia es confiar en el Señor.

No sé qué decisión importante tengas que tomar por lo pronto, pero espero que no cometas el mismo error que yo cometí, pues ello puede ocasionarte pérdidas significativas.

Hoy quiero invitarte a confiar en Jesús, él es el mejor consejero.

 

Ana Patricia Quiej

Estados Unidos


Envía tus saludos a: