Regresar

¡El mejor «Mánager» de la historia!

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Pero Dios es sabio y poderoso; él hace planes, y los lleva a cabo». Job 12: 13

MIS PLANES ESTABAN BIEN DEFINIDOS: sería jugador de beisbol profesional. Recuerdo que entre los primeros juguetes que tuve en mi niñez había un bate, una pelota y un guante de beisbol. Mi ciudad natal, San Pedro de Macorís, es cuna de grandes beisbolistas y el barrio donde me crié, justo detrás del estadio de beisbol, es una cantera inagotable de jóvenes talentosos en ese deporte.

Me di cuenta de que tenía un talento innato para el juego, y no solo yo lo noté, también mis compañeros de equipo y los dirigentes. Uno de mis sueños era ser parte de la selección nacional de mi país, y dicha oportunidad se me presentó en unos juegos internacionales. Se seleccionaría un jugador por provincia, de los miles que había, yo fui seleccionado, siendo el más joven del equipo con tan solo quince años. Un año antes había conocido a Cristo y aceptado su Palabra. El dirigente del equipo sabía que yo no jugaba los sábados por mis principios bíblicos, así que un poco preocupado me dijo: «Hay un pequeño inconveniente, los juegos de eliminatoria de República Dominicana son viernes en la noche, y sábado en la mañana, por lo tanto tendrás que jugar sábado por esta vez».

Cuando le dije que no iba a jugar en sábado me preguntó si me estaba volviendo loco, que allí estarían los cazadores de talentos de las Grandes Ligas, que era una oportunidad única, que miles de jóvenes desearían estar allí, y terminó como dicen muchos todavía hoy: «Pídele un permiso a Dios o a tu pastor». Con mucho pesar, lo reconozco, tuve que decir: «No, prefiero ser fiel a Cristo y a su Palabra aunque lo pierda todo, de seguro Dios tendrá algo mejor para mí ya que solo él conoce el fin desde el principio».

El tiempo ha pasado y Dios realmente tenía algo mejor para mí, me ha hecho ministro del evangelio y me ha permitido hacer una obra no solo para esta vida sino para la eternidad. El solo pensar que Dios tiene planes para mi vida y que esos planes son buenos me da esperanza y una razón de ser en este mundo y para el venidero.

Sométete a los planes de Dios y vive para él cada día de tu vida y te aseguro que no quedarás decepcionado.

 

Teófilo A. Silvestre

República Dominicana


Envía tus saludos a: