Regresar

El cuidado de los ángeles

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones para que no me hicieran daño, porque ante él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo» (Daniel 6: 22).

LA BIBLLA ENSEÑA que los ángeles están al servicio de los hijos de Dios, cuidándolos y librándolos de todo peligro. Si tuviéramos la oportunidad de verlos en su accionar, le rendiríamos gratitud a Dios a cada momento por ese gran cuidado que tienen por cada uno de nosotros. Los ángeles acampan alrededor de todos los que tienen temor de Dios y los defiende de todo mal y de los peligros que asechan continuamente.

Los ángeles aparecen mencionados más de trescientas veces en la Biblia, muchas más veces de lo que se menciona a los demonios o alguna otra enseñanza bíblica. Eso demuestra su importancia en el plan de Dios. Jesús enseñó que cada creyente sincero tiene un ángel a su servicio.

Una de las principales funciones de los ángeles es la protección de los seres humanos (véase Salmos 91: 11, 12). Hay muchos ejemplos bíblicos de la protección angélica, como el rescate de Lot, la alimentación de Elías, Agar, Ismael y Jesús, la liberación de Daniel en el foso de los leones y la liberación de Pedro de la cárcel. Cuando Daniel fue lanzado a la cueva de los leones, estos llevaban un día sin comer pero el ángel del Señor es tan poderoso, que cerró la boca de esos animales hambrientos. Cuando tiraron a las familias completas de los que traicionaron a Daniel, los leones los devoraron antes de llegar al suelo. Esta es una prueba de que los ángeles cuidan en todo momento a los fieles de Dios.

También los ángeles fortalecen el corazón cuando estamos en angustia. Cuando Cristo Jesús se encontraba en el huerto del Getsemaní lleno de tristeza por el dolor de la cruz, se le apareció un ángel del cielo para fortalecerlo. Cuando estamos a punto de caer, de perder la fe o muy desanimados, ellos son enviados por Dios para darnos fuerza espiritual.

Los ángeles también nos defienden del poder del mal. Dios ha ordenado a los ángeles luchar contra los demonios. Hoy, podemos pedir a Dios que nos cuide y nos proteja, él seguramente enviará a sus ángeles en respuesta a esa oración.


Envía tus saludos a: