Regresar

Se acerca el día

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«La noche está avanzada y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas y vistámonos las armas de la luz» (Romanos 13: 12).

LA PREPARACIÓN necesaria para la Segunda Venida de Cristo exige de los cristianos una continua vigilancia. En la parábola de las diez vírgenes, «cabecearon todas y se durmieron» (Mateo 25: 5); pero cinco de ellas estaban preparadas, tenían aceite suficiente para esperar al esposo. Por lo tanto, no se demoraron como las otras cinco (que no tenían reserva de aceite) y pudieron entrar a regocijarse en la fiesta de boda. En cambio para aquellas, la puerta de oportunidad se cerró y no alcanzaron a entrar.

A medida que los días y los años van pasando, las palabras del apóstol Pablo parecen destacarse y repercutir con mayor fuerza en estos tiempos. La noche más oscura está golpeando a la humanidad. La inquietud e incertidumbre llenan los corazones de los hombres en cada rincón del planeta. Cada día hay más ateos y personas indiferentes a las circunstancias actuales. Se sienten satisfechos con su situación, creen que no les falta nada, y menos creer en Dios. Algunos aparentan una vida piadosa, benefactora y preocupada por el bienestar de la humanidad; pero esto no es el todo del hombre, mientras vivamos en tinieblas estaremos perdidos.

El apóstol San Pablo declara: «En otro tiempo erais tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz» (Efesios 5: 8). Ahora que la noche está avanzada y que pronto se acerca el día grande de Dios, rindamos nuestro corazón a los pies de Cristo Jesús, escuchemos su voz y sigamos sus indicaciones.


Envía tus saludos a: