Regresar

Cien zanahorias

Matutina para Android

Play/Pause Stop
“Acumulen para sí tesoros en el cielo" (Mat. 6: 20).

Hace muchos años, cuando nuestros niños eran pequeños, a menudo hacíamos caminatas los sábados de tarde hasta la playa del tranquilo río Skeena, donde tenemos muchos recuerdos felices. Un día, mientras caminábamos hacia el río, pasamos por un aserradero que estaba al lado de un huerto donde cultivaban zanahorias deliciosas.

Había varias pilas de madera. Uno de los extremos de la pila estaba perfectamente liso y alineado, pero el otro extremo parecía formar escalones, todos irregulares, dependiendo del largo de cada pieza de madera.

Notamos una zanahoria sobre el extremo de una de las tablas y, cuando nos acercamos, vimos otra zanahoria y otra; todas, sobre la punta de casi cada tabla. Luego, vimos no solo una zanahoria, sino cinco o más en algunos tablones. Nos acercamos a examinar otra de las pilas, ¡y allí también había zanahorias apiladas precariamente! Nos quedamos mirando esta vista tan graciosa y peculiar. Al parecer, la ardilla local había descubierto las zanahorias dulces y deliciosas, y decidió que escondería algunas para disfrutar en el invierno. ¡Imagina lo duro que habrá trabajado este animalito!

Siempre estoy lista para capturar un "momento Kodak", así que tomé mi cámara y saqué una foto, que todavía nos hace sonreír y recordar la vista graciosa que presenciamos ese día. (Estoy mirando esa fotografía, ¡y se ven al menos cien zanahorias!)

Esta ardilla trabajadora, evidentemente, estaba juntando su tesoro para el invierno. No tenía idea de que probablemente su labor era en vano, ya que las zanahorias. Se congelarían y se resecarían demasiado rápido. Quizá debiera haber elegido las castañas que hay en la zona.

Me hace reflexionar sobre los "tesoros” que pasamos tiempo juntando, que un día no tendrán valor alguno. Asegurémonos de estar acopiando tesoros celestiales, como actos de bondad a quienes no pueden devolvérnoslos, o hacia alguien que no lo merece, o dedicar parte de nuestro tiempo a las personas. Hace algunos años, leí una copla que me gusta: "Solo una vida que pronto pasará, solo lo hecho por Cristo durará".

GAY MENTES


Envía tus saludos a: