Regresar

En el plan de Dios

Matutina para Android

Play/Pause Stop
"Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón" (Jer. 29: 13).

Margaret y un hermano mayor fueron criados por su madre en un hogar dividido. Rara vez fueron a la iglesia, y ella no era consciente de Dios ni de su dirección en su vida. Pero comenzó a buscar y, durante los siguientes años, saltó de iglesia en iglesia, de denominación en denominación. No sabía que Dios ya tenía una iglesia para ella. Solo que ella todavía no la había encontrado.

Dios usó una serie de eventos para llevarla a una iglesia donde encontró paz y verdad. Uno de esos eventos fue encontrar algunos libros en una caja rotulada "Libros gratuitos", en una tienda de "todo por dos pesos". Esos libros fueron: Proyecto Luz, Bible Reddings for the Home [Lecturas bíblicas para el hogar]. El conflicto de los siglos y El Deseado de todas las gentes. Un tiempo después, una familia de la iglesia desarrolló una amistad con ella y contestaron a sus preguntas. Un tema era qué sucedía después de la muerte. Margaret casi había llegado a un punto crítico luego de la muerte de su madre.

Por tanto tiempo había buscado algo que durara, algo a lo que pudiera dedicar su vida sin tener que lamentarlo. Finalmente, pudo ver que Dios había estado con ella toda su vida. Se unió a la iglesia, y reclamó el versículo: "Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas" (Prov. 3: 6).

Unos quince años después, pedí a Margaret que escribiera su testimonio personal y su historia de conversión, para incluirla en un periódico de la iglesia que yo editaba. No conocía los detalles de su vida, así que, al leer su historia mi corazón se llenó de alegría. Volví en recuerdos al día en que yo también vi una caja rotulada "Libros gratuitos" y sentí que debía tener algunos libros religiosos, para contrarrestar la variedad de novelas que había allí. Recuerdo haber vuelto a casa, armarme de libros religiosos, volver al negocio y ponerlos en la caja. ¡Quién se hubiera imaginado que aquellos libros jugarían un papel en el plan de Dios para llevar a Margaret a conocerlo y amarlo! En el momento me pareció algo tan insignificante.

Helen Keller dijo: "Anhelo realizar una tarea grande y noble, pero mi deber principal es realizar pequeñas tareas como si fueran grandes y nobles". Cuando lleguemos al cielo, ¿no será emocionante escuchar los testimonios de quienes llegaron al Señor porque nos tomamos el tiempo de dar un estudio bíblico o dejar literatura que tocaría un corazón que buscaba a Dios?

RETHA MCCARTY


Envía tus saludos a: