Regresar

LO QUE LE PASÓ A DINA

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Cuando la vio Siquén, que era hijo de Jamor el heveo, jefe del lugar, la agarró por la fuerza, se acostó con ella y la violó (Génesis 34: 2).

Si has leído la Biblia conmigo hasta aquí, tendrás que admitir que el caso de Dina en Génesis 34 es uno de los más tristes episodios hasta el momento. La caída de Adán y Eva, el asesinato de Abel, la destrucción del mundo por el diluvio, integran la lista principal de los fracasos humanos después de la creación.

Pero la historia de Dina me enfurece. ¿Puedes imaginártela? Una jovencita decide salir a caminar para visitar a alguna mujer de mayor edad en su comunidad, cuando llega un rico playboy que la confronta, la arrastra a una esquina de la calle y abusa de ella. Tal vez Siquén le dijo: «Hola», y ella no respondió. Tal vez él la tomó de su brazo y ella se soltó, a diferencia de las otras chicas que Siquén había «tocado». Realmente no sabemos bien cómo fue, pero es obvio que para Siquén el «no» simplemente era inaceptable. Abusó de Dina y luego tuvo el descaro de decirle a su padre que pidiera la mano de ella en matrimonio.

Tal vez sea yo, pero así no se supone que deba concretarse un matrimonio, ¿o Sí? No atacas primero y propones matrimonio después. Jamás puedes abusar de alguien. ¡Nunca! Fue muy doloroso para Simeón y Leví aceptar la violación de Dina. Ella era su hermana por ambos padres, aunque solo era media hermana de José, Benjamín, Gad, Aser, Neftalí y Dan. Así que los dos hermanos tramaron un plan y lo ejecutaron. Simeón y Leví mataron a cada uno de los hombres de la provincia donde vivía Siquén, incluyendo a este y su padre.

Lo tenían bien merecido, ¿verdad? Así pensé yo al principio. Pero Simeón y Leví actuaron mal. La furia era legítima, pero su manera de desquitarse fue incorrecta.

¿Qué debieron hacer? Platicar con su padre sus frustraciones y confiar en su juicio. Pero Simeón y Leví no confiaron en que su padre podría restaurar el honor de Dina. ¿Adivinas por qué?

NO DEJES DE LEER

Génesis 34-36

¿De quién era hija Dina (Génesis 4: 1)? ¿A cuál de sus esposas amaba más Jacob (Génesis 29: 30)? Simeón y Leví no confiaron en el amor que Jacob sentía hacia ellos, su madre y su hermana.


Envía tus saludos a: