Regresar

UN LUGAR IMPECABLE

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Ustedes deben mantener apartados de la impureza a los Israelitas. Así evitarán que ellos mueran por haber contaminado mi santuario, que está en medio de ellos (Levítico 15: 31).

Cierto día, mientras navegaba en Internet, encontré uno de los sitios más geniales de la red. Se llama How To Clean Anything (howtocleananything.com).Lo agregué a mis favoritos, porque cuando el loco por la limpieza que llevodentro necesita alguna solución, ese sitio me ayuda a limpiar todo.

Justo ahora tengo un teclado viejo lleno de mugre cuyas teclas están muypegadas por los vasos de jugo que derramé sobre ellas. Varios amigos me dijeron que lo metiera al lavaplatos, pero no me pareció un buen consejo.

Entré a howtocleananything.com. ¿Qué me aconsejó?

Si el teclado tiene algún líquido que se ha resecado, primero debes disolverlo. Esto significa sumergir el teclado (sí, totalmente) en una cacerola con agua durante unas horas; presiona todas las teclas pegajosas para ayudar a que se libere el material reseco. Cuando toda esa viscosidad se haya disuelto en el agua, o si el derrame es reciente, enjuaga el teclado con agua destilada. Es importante usar agua destilada, pues el agua corriente tiene minerales que pueden afectar el funcionamiento del teclado después de secarse. Deja que se seque al aire libre por lo menos durante uno o dos días.

Como lavar un plato, ¿no? Creo que voy a intentarlo, ahora que lo he leído en una fuente informativa en la que confío.

Los teclados sucios no sirven, y nosotros tampoco si estamos sucios. En el pasaje bíblico de hoy, Dios dio a los israelitas instrucciones claras para que no tuvieran enfermedades infecciosas ni agentes patógenos que pudieran destruir la nación. Pero Dios tenía otra razón para sus advertencias. Puesto que él quería vivir entre ellos, todo en rededor debía estar limpio. Dios es un fanático de la limpieza.

Por una razón deberías levantar tu ropa tirada a lo largo y ancho de tu cuarto, las sobras de la pizza que comiste hace dos semanas y están debajo de tu cama, o esa media barra de chocolate debajo de tu almohada: DIOS QUIERE VIVIR CONTIGO Y DESEA ESTAR EN UN LUGAR LIMPO. Vivir entre la mugre es muy semejante a usar un teclado sucio; no sirve. ¡Mantén tu vivienda impecable para Dios!

NO DEJES DE LEER

Levítico 13-15

¿Por qué los israelitas tenían que ir con el sacerdote para que los limpiara? ¿Por qué Dios no les dio un médico para que resolviera esos problemas?


Envía tus saludos a: