Regresar

CUIDADO CON LA IMPUREZA SEXUAL

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Ustedes observen mis mandamientos y absténganse de seguir las abominables costumbres que se practicaban en la tierra antes de que ustedes llegaran. No se contaminen por causa de ellas. Yo soy el Señor su Dios (Levítico 18: 30).

Para cuando leas este devocional Lady Gaga, Kim Kardashian y Lindsay Lohan puede que hayan quedado en el olvido (al menos eso espero). Pero al momento de yo escribir estas palabras, sus «aventuras» dominan las noticias todos los días. No importan las guerras y los desastres naturales que provocan la pérdida de miles de vidas humanas cada semana, muchos parecen preocuparse solamente de la vida íntima de Gaga.

La maldad domina este mundo desde que apareció el pecado. De los descendientes de Caín hasta hoy la gente ha violado las leyes de Dios, y así se destruyen ellos mismos. No hay un capítulo más claro en toda la Biblia de lo que Dios espera de nuestra conducta que Levítico 18.¿Ya lo leíste? Si no, detente ahora mismo y léelo.

Dios quería que los israelitas entendieran que su sexualidad era un regalo, pero que podía destruirlos sino escuchaban con atención sus advertencias para que vivieran con pureza. Recuerda, Israel estaba en camino a la Tierra Prometida después de cientos de años bajo el cautiverio egipcio. Mientras estuvieron en Egipto, muchas prácticas y hábitos dañinos se habían vuelto comunes entre ellos, así que Dios necesitaba enseñarles criterios para que tuvieran una conducta sexual nueva y santa.

Pero dirás: «Uf, yo nunca haría algo de lo mencionado en Levítico 18». Claro, tú nunca harías eso... pero piensa: ¿Ves películas con escenas sugestivas o explícitas? ¿Descargas películas o imágenes indebidas de Internet? ¿Tienes conversaciones groseras o vulgares con tus amigos? Pues entonces pide ayuda a Dios para que no sigas. Tales conductas van a contaminar, corromper y arruinar tu vida. Tan ciertamente como Dios quería que Israel fuera puro, quiere lo mismo hoy para cada uno de nosotros.

Obedecer las reglas de Dios es la mejor garantía que tienes para mantener una mente sana y un corazón puro. Cualquier otra cosa puede destruirte.

NO DEJES DE LEER

Levítico 16-18

¿Todavía te preguntas porqué los judíos comen comidas limpias o “kosher"? La respuesta se encuentra en Levítico 17: 10-12.


Envía tus saludos a: