Regresar

¡NO TE ACHIQUES!

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Unos a otros se decían: «¡Escojamos un cabecilla que nos lleve a Egipto!» (Números 14: 4).

Vender galletas no te conviene. Además, los estudios de mercado dicen que a los norteamericanos les gustan las galletas crujientes, no suaves como las que tú haces». Eso le dijo alguien a Debbi cuando ella tuvo la idea de abrir una repostería y vender galletas. Visitó varios bancos para obtener un préstamo que le permitiera iniciar su negocio soñado, pero siempre había alguna razón por la cual no le prestaban el dinero. O era muy joven, o carente de experiencia, o muy pobre, o lo que fuera.

Sin la intención de darse por vencida, a la tierna edad de veinte años, Debbi, sin ayuda, convenció a un banco de que financiara su arriesgada idea. Así que Mrs. Fields Chocolate Chippery abrió el 16 de agosto de 1977 y el resto, como dicen, es historia. Hoy, el pequeño negocio de Debbi se ha convertido en la franquicia internacional Mrs. Fields que tiene más de 700 sucursales en Estados Unidos y otros catorce países. Nada mal, ¿eh?

No importa cuánto creas en tus sueños, no importa cuánta sea tu certeza de que vas a tener éxito, siempre habrá personas que duden de ti. Así debieron sentirse Caleb y Josué cuando regresaron de explorar Canaán, la Tierra Prometida (Números 13). No los asustaban los «gigantes» que vivían allí los ejércitos poderosos. Josué y Caleb estaban listos para tomarle la palabra a Dios. Él había dicho que la tierra sería de Israel, y le creían.

Pero los otros diez espías presentaron un informe negativo y contagiaron su miedo a todos los israelitas. Cuando se enteraron de las poderosas naciones que vivían en Canaán, empezaron a llorar. Anhelaban regresara la esclavitud de Egipto, en vez de aceptar su destino en la Tierra Prometida.

La gente negativa puede afectarnos muchísimo si decidimos escucharla. Dios dice que con su fuerza y su poder podemos hacer grandes cosas para él. No permitas que alguien robe tus sueños. Compártelos con Dios para que te dé su guía y cuando Dios diga que te pongas en acción, no te achiques. ¡Apunta a lo GRANDE! Aprópiate de tu destino.

NO DEJES DE LEER

Números 13-15

¿Cómo reaccionó Dios a la desconfianza de los israelitas? ¿Qué castigo pronunció sobre ellos? Números 14: 20-24.


Envía tus saludos a: