Regresar

El Mejor DÍA

Play/Pause Stop
"Jesús añadió: 'El sábado se hizo para el hombre, y no el para el sábado. Por esto, el Hijo del hombre tiene autoridad también sobre el sábado'" (Marcos 2:27, 28).

De entre las muchas actividades que Jesús realizaba los sábados, hacer el bien es lo que más se informa en los evangelios. En el último día de la semana, Jesús sanó al hombre que tenía una mano paralizada (Luc. 6:6), hizo caminar a un paralítico (Juan 5), enderezó a la mujer encorvada (Luc. 13:13), liberó a un joven poseído (Luc. 4:33), abrió los ojos de un ciego de nacimiento (Juan 9) y realizó muchos otros milagros espectaculares.

A su vez, los fariseos hacían del sábado un día de "noes": No podían escupir sobre la hierba o el suelo para no regar la tierra, por ejemplo, y los paseos tenían que estar a la distancia de un tiro de piedra, el equivalente a unos 25 metros. Estas eran algunas de las más de 600 prohibiciones relacionadas con el sábado.

Jesús hacía tanto bien en sábado que no tenía tiempo de prestar atención a las absurdas prohibiciones de los fariseos. Los sábados iba a la iglesia, leía la Biblia, disfrutaba de la naturaleza, ayudaba a la gente, estaba en compañía de los discípulos, predicaba y llenaba su tiempo con actividades que lo acercaban más a Dios.

¿Qué has estado haciendo los sábados? ¿Duermes toda la tarde, miras televisión, juegas en línea, te quedas en las redes sociales o algo por el estilo? Tus actividades, ¿te han acercado o alejado de Dios? No pienses en el sábado como un día de prohibiciones. Aprovecha estas horas santas para hacer lo que hizo Jesús, y verás que el Señor del sábado puede hacer de este día el mejor de la semana.

que aprendí:

 

RELEE EL TEXTO FINAL DEL DÍA 15 DE ENERO

Matutina para Android